U-69 CRUZ ROJA CELAYA

Guardia Martes al CMDTE GRAL Juan Rodriguez Corona In Memoriam

Miembros De La Guardia De Ayer Y Hoy

ESTOS SON LOS NOMBRES *  DE SOLO ALGUNOS DE LOS MIEMBROS QUE CONFORMAN O CONFORMARON

LA UNIDAD-69

 

 

 

 

U-69

 

 

 

SEAMOS TODOS HERMANOS

 

 

 

 

 

Con gusto recibimos aportaciones y sugerencias,

si conoces a alguien que formo parte de usd mxn LA U-69

por favor comunícalo al E-mail aquí mencionado, queremos saber

de ti y tu historia por favor compártela.

 

 

bagoma@msn.com

 

 

Es probable que encuentres algunos de los nombres aqui presentados un tanto familiares,

algunos son ahora prominentes profesionistas y personas de exito en sus areas de trabajo dentro de la comunidad, entre ellos encontaras : Doctores, Abogados, Religiosos, dirigentes de Cruz Roja local y estatal, Profesores, Veterinarios en fin todos personas de exito en sus respectivos campos de accion. 

El comun denominador es que en algun momento de sus vidas

estos hombres trabajaron hombro a hombro en un frente unificado

mirandose entre ellos como hermanos.

 

_________________________________________________

 

Mencion Especial


CMDTE. Raul Rodriguez Arellano QEPD.


Miembros:


Alfonso Moreno R.

Hugo Pulido

David Camarena R. 

Víctor M. Acosta [+]

Armando Moreno

Hugo Mandujano A.

Alajandro Torres O.

Joel Alfaga B.

Jose Martinez

Juan P. Díaz Barriga

Alejandro Yerena C.

E. Alejandro Ramírez C.

Salvador Ledesma G.

Humberto Garcia Herrera

Saúl Banda G. 

Jesús Ojeda

Javier Castro [+]

Salvador Quiroz Grimaldo [+]

Arturo Usabiaga

Enrique Gómez De La Cortina

Juan Rodríguez Corona [+]

Juan Manuel Maldonado

Fernando Mancera

Marcos A. Mancera [+]

Mauricio Bulman H.

Rafael Rosas Ortega

Martín Aburto

Fernando Chaurand

Héctor Mandujano A.

Gustavo Polo M.

Juan Carlos Rayas

Salvador Herrera

Raúl Vázquez S.

Diego Ahedo

Ramon Melgoza C.

Rolando Guzman Mendoza

Guillermo Colunga

Lorenzo Ahedo

Enrique Arteaga

Marco Banda

 

PERSONAL FEMENINO

Sandra Mares E.

Veronica Flores Flores

M. Alejandra Boiso

Sandra Morales

Mariana Guerrero R.

Paola A. Montoya J.

Mayela Campos Aguilera


PERSONAL DE SOPORTE A LA U-69

Ana Lilia Cardenas

Gilberto A. Arreguin

 

                                                 

         

 

  

*EL ORDEN DE LOS NOMBRES NO REPRESENTA  UN ORDEN CRONOLOGICO O ALFABETICO, AYUDANOS A ORGANIZARLO. SI TU NOMBRE NO ESTA AQUI …TE ESTAMOS BUSCANDO COMUNICATE CON NOSOTROS POR FAVOR.

ESTA LISTA NO ESTA COMPLETA.

Marcos Mancera, un sacerdote motorizado
Por: Georgina Serrano , Viernes, 07 de Agosto de 2009

CELAYA Desde su infancia le halló el gusto a servir al prójimo y comenzó haciéndolo como voluntario en la Cruz Roja Delegación Celaya, aunque su camino después sería otro al ingresar al seminario y convertirse en sacerdote, sin embargo, hay una afición que siempre lo ha acompañado y es el gusto por pasear en motocicleta.


UN GUSTO
Su primer motocicleta fue una motocross Carabela, pero a la que más quiso fue una CVR Honda Mil (la de la foto) que fue con la que más duró y una Suzuki. Foto: Cortesía
A pesar de haber optado por dedicarse al servicio de la Iglesia Católica, el padre Marcos Mancera alternaba su preparación en el seminario con las guardias como socorrista de Cruz Roja, y su transporte siempre fue la motocicleta.

Tuvo el gran ejemplo de su padre el comandante J. Socorro Mancera, quien fue fundador de la benemérita institución en este municipio.

Recuerda nostálgico que desde los 7 años de edad su padre lo llevaba a acompañarlo a la Delegación que se localizaba en el Hospital General, en las calles de Hidalgo y Leandro Valle, en el edificio en que hoy está la escuela Nicolás Bravo y posteriormente a la calle de Sóstenes Rocha, aunque todavía participó en el edificio nuevo construido ex profeso para la delegación sobre la avenida Constituyentes, donde se localiza a la fecha.

"Desde niño me gustó participar y nuestro padre nos inculcó el ser altruista, participar en la ayuda al prójimo fue algo que nos transmitió y como enseñanza práctica, no teórica.

Yo personalmente lo acompañaba a su guardia de los martes por la noche a la que acudía sólo por algunas horas, porque ya como veterano no se quedaba toda la noche, y en las vacaciones participaba en el operativo San Cristóbal".

Agrega que ya cumplida la mayoría de edad ingresó a la Cruz Roja como socorrista. "Yo soy el más chico de siete hermanos y me inscribí al curso de Primeros Auxilios ‘primer respondiente’, como se le llamaba en ese entonces, y obtuve mi registro para poder participar en la guardia nocturna de los martes".

Posteriormente y al ingresar al Seminario tuvo que dejar un tiempo el servicio de socorrismo, sin embargo, poco tiempo después obtuvo el permiso especial para alternar su preparación para el servicio a Dios con el servicio a las personas en desgracia, y siguió brindando su ayuda a la Cruz Roja en las guardias del jueves por la tarde y los sábados por la mañana, hasta los últimos años de su formación como sacerdote.

Las motocicletas en su vida

Aunado a su inclinación por el servicio altruista, compartía otra afición especial, el uso de las motocicletas como medio de transporte y recuerda sonriente algunas anécdotas.

"Creo que como a todo joven, me atraía mucho la adrenalina y la velocidad, entonces con mis primos y algunos amigos compartía este gusto que me fue prohibido al ingresar al seminario, pero siempre encontraba la forma de tener una motocicleta escondida para utilizarla y lo hacía esporádicamente".

Así, sonríe al recordar que tras ordenarse sacerdote, se dio una orden terminante del entonces Obispo de la Diócesis de Celaya, Jesús Humberto Velázquez Garay para que dejara de utilizar este tipo de vehículos, "pero igual, insistí en hacerlo de vez en cuando, pero tenía la mala suerte que siempre me descubrían y me regañaba, así que terminé por dejarlo".

Hoy, aunque quisiera pasear en moto la prohibición del Obispo y su salud se lo impiden, pero con mucho gusto continúa haciéndose cargo del Templo de Cristo Redentor en la colonia Residencial de Celaya y subraya que servir a Dios, es otra forma importante de servir a la sociedad.


Ramon Melgoza Cortez 
 por e-mail Oct 09 2009

Hola. hoy sin querer recorde aquellos momentos de mi juventud cuando por cinco anos le dedique a la guardia de los martes nocturna(U-69) dentro de la institucion de cruz roja celaya,que fuera de ella la hermandad se hacia llamar( la media luna).por que este nombre por el capricho de gordo polemico que le gustaba mucho ir a rio verde a bucear y el nombre de ese lugar se hacia llamar la media luna,solo tuve la fortuna de acompanarlos dos veces en mi vida,porque por mi trabajo que me impidia seguir la parranda de juanito camotes,garu,mi compadre colunga,el camaron,el lechero de lorenzo,viejo ledesma,el tartamudo del mocho,el panzon del jackson,el famoso guinchis borracho de abolengo,jarrison el periodista mas borracho de todo celaya,y de muchas mas personas que por ahora no recuerdo sus nombres,pero era mas que una guardia y mas que una media luna con parrandas de borrachos,fuimos mas que eso,por solo estar todos los martes en guardia y viernes tomando en lugares planeados para reunion,todos nos veiamos como hermanos,bueno yo asi lo senti,una amistad que cualquier podria llegar a envidiar,tenias un problema o necesitabas algo,alguien sin duda te ayudaba o te daba un buen consejo y sabias que podias contar con ellos claro con su respectivo bacardi anejo o don pedro,vaya que ese tiempo conoci la palabra amigo,y hoy recorde por la muerte que me toco sentir del gordo,y de mis demas companeros,y la verdad me dolio mucho sus muertes que por ese motivo ya no asisti mas a la U-69 y [para mi] la tradicion de la media luna murio con su fundador,Juan Rodriguez Corona. Ojala pudieran ustedes escribir mi nombre en la lista de miembros de la U-69 no por vanidad si no por que yo tambien tengo en mi corazon un pedacito de historia que contar. 
Si algun dia regrese a Celaya pueda yo visitar la delegacion y por que no volver a sentir esa adrenalina de las sirenas y el espiritu de ayudar al projimo.     gracias.
RM por e-mail


Descanse en paz Marcos A. Mancera


Dejó de existir el padre Marcos
Padre Marcos Alejandro Mancera Ruiz,
 Descanse en Paz.
El Sol del Bajío
14 de enero de 2010

Javier Ortiz



La grey católica celayense está de luto. A las 10:30 horas, de este miércoles entregó su alma al Creador el Padre Marcos Alejandro Mancera Ruiz, quien en los últimos meses batalló con sus padecimientos crónico-degenerativos. Desde hace algunos meses comenzaron las complicaciones en la salud del Padre Marcos, que empeoró con el tiempo, y este miércoles entregó su alma al Señor.

El Padre Marcos, como era más identificado, nació en esta ciudad de Celaya, fue hijo de la pareja formada por Flora Ruiz de Mancera (q.e.p.d.) y Alejandro Mancera (q.e.p.d.), En 1986 ingresó al Seminario Diocesano, donde hizo sus estudios de nivel medio superior; después continuó el camino del sacerdocio con un año de curso introductorio en las ciencias religiosas, al cabo de ese año hizo estudios de Filosofía y posteriormente de Teología.

Se ordenó sacerdote el 22 de mayo de 1997, por el Obispo Monseñor Jesús Humberto Velázquez Garay, junto con otros ocho compañeros. Durante su vida sacerdotal se distinguió por su buen humor, confianza, fidelidad, hermandad y visión para la comunicación, siendo un ejemplo entre los jóvenes de su parroquia. Meses después de ser ordenado, se convirtió en párroco de Cristo Redentor en la Colonia Residencial en donde fue muy querido y respetado por los fieles católicos.

Fungió además como asesor Diocesano del Secretariado del Apostolado de los Laicos; creó con los vecinos de la Residencial, grupos religiosos y de ayuda al prójimo.

Participó en eventos religiosos junto al también fallecido obispo Lázaro Pérez, en la Jornada de la Juventud, la Ultreya Nacional en Celaya, fue Decano del Decanato de San Policarpio, fue precursor e iniciador junto con Pérez Jiménez de la Radio Católica por Internet, en la página de la Diócesis de Celaya.

Fue en el templo de Cristo Redentor donde se veló el cuerpo del Padre Marcos, dándose cita cientos de fieles para darle el último adiós. Le sobreviven sus hermanos Susana, Cecilia, Ana, María Eugenia, Carlos y Fernando.

Este jueves a las 13:00 horas, se realizará una misa de cuerpo presente en el Templo de Cristo Redentor. Se espera la concurrencia de sus amigos, familiares y allegados. Descanse en Paz, el Padre Marcos Alejandro Mancera Ruiz.

Saul Banda
Via E:mail
14 Enero 2010                                   Recordando al companero: Marcos A. Mancera

Estimados compañeros:
El día de ayer falleció Marcos Alejandro Mancera Ruiz, cura de la Parroquia de Cristo Redentor en Celaya, después de un penosa enfermedad que lo tuvo postrado en los últimos meses.
Marcos fue socorrista de la guardia martes nocturna a mediados de los ochentas, de donde pasó al Seminario Diocesano y finalmente a trece años de sacerdocio.
Marcos viene de una familia de servicio. Su padre fue el primer jefe de Cuerpo, en ese entonces, en 1950. Su hermano mayor Fernando,  fue de aquellos capacitadores como sargentos instructores, de la época de la profesionalización con los primeros auxilios,  y su hermano Carlos fue socorrista y miembro destacado del escultismo.

El padre Marcos tenía un simpático apodo, que lo persiguió mientras no vestía sotana. El rector del Seminario lo recordó en su exequias.

Resulta que como su hermano mayor Fernando salía de campamento a la operación San Cristobal, ya como al segundo día, esperábamos la visita de su papá, quien como había sido jefe de cuerpo, siempre lo saludábamos como "Comandante J. Socorro" y muchos años nos llevó un aperitivo, que rompía con la monótona alimentación de campamento; y también iba a la visita el menor de los Mancera: Marcos Alejandro, niño regordete, pero que ya había decomisado una torta - que inmediatamente degustaba -  del aperitivo que el comandante nos había preparado, por lo que no se salvó de apodarlo, cariñosamente "Capitán Torta" siguiendo la graduación de su progenitor. Grato fue saber que este evento consta en su hoja de vida que el rector participó a sus feligreses.

La celebración fue muy emotiva, difícil de describir con palabras. Baste decir que fue en su parroquia, su casa que edificó durante su curato, acompañado de 34 curas de toda la diócesis y otros sacerdotes, sus hermanos y familias y con muchos de nosotros en uniforme, que en el momento propicio pudimos contestar ¡presente, presente presente!.
Los invito a ver 38 fotografías que la Diócesis ha publicado en su sitio: Ver Fotos
Descanse en paz

Rolando Guzman Mendoza
Por e-mail
Jul. 24 2010

Hola:
Mi nombre es  Rolando Guzmán Mendoza  no. de activo  A16248  socorrista de la Cruz Roja Del Moroleón Gto durante 11 años, en los años 1990 a 1995 estudie en el Instituto Tecnológico de Celaya, y durante estos años que Viví en Celaya Gto, fui miembro activo de la guardia del martes en la noche, U69, en eso ayeres recuerdo muy bien y con mucho respeto y cariño al Comandante Juan Rodríguez Corona al que todos conocíamos como el gordo de la farmacia, y que en momentos de estar de guardia le Respetábamos  Como jefe. lo admirábamos como líder, y lo queríamos como amigo intachable y leal.

A mi me aceptaron desde el primer dia que llegue, a pesar de que  mi delegación la consideraban una delegación chica, muy pronto reconocieron mi experiencia en los servicios de emergencia, poniéndome al frete de servicios como jefe de servicio,
Mis compañeros de esas épocas fueron: Lorenzo Ahedo, Guillermo Colunga, Enrique Arteaga, Marco Banda, Salvador Herrera, y por el momento no recuerdo el nombre de otros compañeros que no por menospreciarlos los tengo a todos en lo que fue parte fundamental de mi Carrera y tiempo que viví en Celaya como estudiante de licenciatura,
Tal vez por mi nombre no me recuerden muchos, pero por mi apodo que me pusieron mis compañeros de la U-69 tal vez si y era mejor conocido como el "MORO"
 
En los hechos acontecidos en el 99 trágico yo ya no pertenecía a la u-69 puesto que en esos años yo ya radicaba en la Cd de Villahermosa Tabasco y desde aquí supe la noticia trágica en donde nuestro Comandante Juan Rodríguez Corona, Junto con mas compañeros perdieron la Vida en esa explosión  en la cual los que no estuvimos presentes también sufrimos del estruendo mortal que nos arrebato a nuestros compañeros PARAMÉDICOS DE LA CRUZ ROJA MEXICANA
 

 
 
Y ACUTALMENTE SIGO RADICANDO EN VILLAHERMOSA TABASCO.